Descubra qué es el chimó y cómo se consume

En su web Hojas de Tabaco le daremos a conocer un producto latino que poco a poco va ganando adeptos en el público español, descubra qué es el chimó y cómo se consume. Normalmente le gusta a personas del campo que dedican muchas horas a sus faenas diarias, pero gracias a sus múltiples beneficios, también es utilizado por ciudadanos comunes, con otros fines.

Conoce qué es el chimó y cómo se consume

El chimó es una pasta de consistencia similar al dentífrico, pero con tonalidad bien oscura, casi negra. Con un olor y sabor bastante particular que se hace a partir de las hojas de tabaco. Normalmente se emplea como una sustancia estimulante gracias a su compuesto principal, la nicotina.

La manera de consumirlo, es colocar un poco de esta pasta, en la lengua y se mantiene ahí hasta sentir sus efectos. Es muy popular en países sudamericanos como Venezuela, Colombia y Brasil. Por los efectos de esta sustancia puede ser usada de diversas maneras, tales como: antinflamatorio, estimulante para mantenerse activos durante largas jornada de trabajo, también sirve como inhibidor del hambre. Algunos científicos aclaran que se debe masticar con moderación porque causa adicción.

Los campesinos o jornaleros suelen llevar con ellos siempre un pote de chimó porque, además, cura las heridas como las picadas de culebras u otros animales silvestres. Su historia no es nada nueva y es tan antigua como el mismo tabaco. Algunos cronistas afirman que el chimó, también conocido como chimú, fue uno de los regalos que le dieron los indígenas al explorador, aventurero y descubridor, Cristóbal Colón, cuando desembarcó en tierras americanas.

El chimó llanero es producto del proceso de culturización de los indígenas latinos. Esta pasta se usaba en ceremonias chamánicas. Los indígenas buscaban rocas de sal en diversas lagunas y con ellas pulverizaban la hoja de tabaco -que había sido cocida previamente con algo de agua para que quedara como una pasta-, se mezclaba con conchas de plátano, el resultado de este proceso, era almacenado en hojas y si llegaban a sentir hambre, lo masticaban.

El proceso de manufactura

Con el tiempo, la mezcla ha ido cambiando y no suele ser tan rudimentaria como en la antigüedad. Hay grandes empresas tanto en Venezuela como en Colombia que siguen produciendo chimó de manera industrial. Lo que sí se mantiene son sus propiedades.

En la actualidad, el chimó es extraído del líquido del tabaco que es hervido hasta que su consistencia sea pastosa, muy parecido a una jalea. El resultado es una pasta oscura que tiene un sabor picante y que activa la salivación intesamente. La persona que consume chimó, empieza a escupir frecuentemente.

No es un producto nada rendidor. Para producir un kilo de chimó, se necesitan más de 10 kilos de hojas de tabaco, por ello también tiene un sabor bastante intenso. Para que tenga una idea de su acidez, el pH de este oscila entre 8.5 y 10.

Al ser tan concentrado la nicotina tiene mayor efecto en el organismo. Los consumidores lo van masticando y escupiendo. Bajo ningún concepto se puede comer porque causa graves problemas estomacales, vómitos y malestar general.

Este fruto de las hojas del tabaco, es un potente estimulante que se mastica para soportar las largas jornadas de trabajo en los llanos de Latinoamérica. Tiene alta concentración de nicotina y alquitrán, además de otros tóxicos.

Recientemente se ha dado a conocer en España, sobre todo el original cuya presentación es en un envase pequeño amarillo y lleva por nombre “El Tigrito”.

En diferentes foros de la Internet, diversos consumidores españoles han dado a conocer que les gusta el chimó por sus propiedades estimulantes.

Folclor latino

Existen múltiples eventos tanto populares como académicos cuyo tema central es el consumo del chimó. Uno de ellos es precisamente en el estado Mérida, en Venezuela. Anualmente se hace un encuentro con consumidores, fabricantes e historiadores del chimó.

En ese encuentro se dan a conocer los diversos beneficios de su consumo, anécdotas alrededor de este, mitos, leyendas, etc.

El chimó suele ser muy popular debido a que es más económico, pero mucho más concentrado que un cigarrillo, no hay restricciones en su venta y su consumo suele ser más sigiloso que el tabaco común -acá no se bota humo-.

El chimó es una de las formas no tradicionales de consumir hojas de tabaco entera Dominicana y en Venezuela hay estados, como Trujillo (ubicado en Los Andes, una de las zonas más frías del país) que el 50 % de su economía depende de la producción de este rubro que se comercializa y se vende en otros mercados como el colombiano -con el que es casi fronterizo- y el brasilero.

En Colombia, país vecino de Venezuela también se consume chimó. Una de las industrias más importante del Arauca -estado cercano a Venezuela- existe una fábrica con más de 30 años de tradición que lleva por nombre “Toro Loco”.

Además de atender al público colombiano, también surten al brasilero y parte del venezolano, poco a poco han ido expandiéndose. Su producción oscila en los 100 kilos mensuales. A diario mezclan, aliñan y empacan hojas de tabaco para suplir la demanda de todos sus consumidores.

Entre el misticismo y lo medicinal

Hay muchas creencias que el chimó tiene propiedades curativas. Aunque no existen pruebas médicas que esto sea cierto, sí existe personas que pueden dar fe que consiguieron la cura a sus dolencias en este producto del tabaco.

Entre los usos que se le da al chimó, más allá de mantenerse activo en las jornadas de trabajo, están:

  • Cura el estreñimiento.
  • Repela los insectos.
  • Calma el apetito y la ansiedad.
  • Analgésico, calma los dolores de muela y de la dentadura en general.
  • Se aplica para provocar el vómito en personas con dolencias estomacales.
  • Hipotensor: regula la tensión en las personas que sufren de estos males.
  • Ayuda a regular la acidez estomacal.
  • Debido a que es altamente alcalino, conserva la dentadura.
  • Según cura enfermedades como la tos, orzuelos, picadas de insectos, cortadas, dolores de huesos.
  • Mezclado con agua, elimina los insectos en plantas y animales domésticos. Ideal en plantaciones de tomates, zanahorias, remolachas, etc.
  • Ayuda a bajar los niveles de alcohol en la sangre debido a que contrae los vasos sanguíneos.
  • También es utilizado en ritos de brujería, al igual que el tabaco. Las personas lo consumen, para entrar en trance y abrir nuevos portales, según la creencia popular.

Entre las desventajas de consumir chimó están:

  • Al poseer un pH tan elevado, la nicotina se absorbe rápidamente y aunque ayuda a que la boca esté libre de caries, también puede provocar lesiones por tener tejidos blandos.
  • En el caso que las personas se traguen la saliva o el chimó, esta causa problemas estomacales. Incluso se considera que puede causar cáncer.
  • Las personas que consumen chimó, en exceso, suelen tener la dentadura negra y daños renales y mal aliento, además secreción exagerada de saliva.
  • Inflamación de la boca.
  • En exceso también podría producir cáncer de laringe, labios, lengua, vejiga y estómago.
  • Algunas personas podrían padecer de trastornos cardiovasculares e hipertensión arterial.
  • Cuando se consume chimó, la persona se comporta como si estuviese ebria, así que, si mastica altas dosis, es como su estuviese pasado de tragos.

¿Conocía qué es el chimo y cómo se consume? Este producto es bastante estimulante y tiene propiedades positivas, pero de igual forma, se debe tener cuidado en no caer en los excesos. Recuerda dejar tus comentarios en la parte de abajo.

Comentarios (0)